Email:
Contraseña:
   

¿Olvidó su Contraseña?
Todos los Artículos

5 Trucos para adelgazar sin darte cuenta

Truco n.° 1: Adiós a las grasas malas

Las grasas malas se esconden por todos sitios: en las pastelerías, las charcuterías, los lácteos no desnatados, etc. y consumidas en grandes cantidades aumentan el colesterol en la sangre. Para detectarlas y evitarlas queda prohibido almacenar galletas y demás platos industriales en la despensa.

 

Es mejor consumirlos caseros, sin añadir materias grasas hidrogenadas superfluas. Además, en cuanto al sabor, no tienen nada que ver.

 

Truco n.° 2: Nos gustan los alimentos que llenan

Para mantener la línea no hay nada mejor que comer y para quedarse llena, las proteínas: carne magra, jamón sin grasa, quesos ligeros, etc.

 

Con estos alimentos no sólo matarás el gusanillo sino que, además, son tan difíciles de digerir que nuestro organismo gastará más energía en deshacerse de ellos que en aprovecharlos.

 

Truco n.° 3: ¡Viva la papillote!

Además de evitarnos una crisis nerviosa cuando subamos a la balanza, la papillote es fácil y divertida de preparar. Sólo necesitas papel de aluminio, un trozo de pescado o carne y especias. ¡Nada más!

 

La ventaja reside en que este sistema de cocción no requiere tres litros de aceite. Si sustituimos la mantequilla o el aceite por agua la sensación es la misma y se consigue que el alimento adquiera un sabor realmente particular.

 

Truco n.°4: Aperitivo ligero

Antes de abalanzarnos sobre un aperitivo en condiciones colócate debajo de la lengua un par de caramelos mentolados extrafuertes y deja que se deshagan. El poder del aroma desnaturaliza negativamente cualquier sabor. Incluso los aperitivos más seductores nos repelerán. ¡Despídete de las patatas y aceitunas!

 

Otra opción: bebe agua para aligerar un poco la aportación calórica del aperitivo. ¿Por qué?

Estadísticamente, el primer vaso se bebe entre dos y tres veces más rápido que el resto. Empieza entonces por un vaso de agua.

 

Truco n.° 5: El salvado, el doble de bueno

Es el alimento más rico en fibra que existe. El salvado de avena absorbe las grasas y ayuda a reducir el colesterol. Dos cucharadas al día ayudan a disminuir las aportaciones lipídicas. Y la gran noticia es que se trata de un cereal que combina bien tanto en recetas dulces como saladas.

 

Otra ventaja: es saciante. Su poder de impregnación desempeña un importante papel en el estómago, pues absorbe hasta cuarenta veces su volumen de agua. No sorprende, por tanto, que se haya convertido en el alimento fetiche en la dieta Dukan.

 

Fuente: Enfemenino

Vistas: 10963 vistas    Reportar este artículo